Las Mujeres y el Insomnio

Más mujeres que hombres sufren insomnio varias veces por semana. Entre los adultos mayores, es más común que las mujeres reporten problemas para dormir que los hombres.

Muchas mujeres tienen insomnio cuando fluctúan sus niveles de hormonas en suero. Estos momentos incluyen su ciclo mensual, el embarazo, y la menopausia. Sin embargo, no se ha establecido una relación causa-efecto a nivel bioquímico entre las hormonas y la latencia del sueño. Se ha demostrado que la terapia de reemplazo hormonal suplementada a mujeres durante los cambios de la menopausia disminuye los reportes de insomnio. La distensión abdominal, que muchas mujeres experimentan como parte de su ciclo menstrual, contribuye al insomnio. El insomnio perimenstrual es a menudo un insomnio secundario porque las mujeres no pueden dormir a causa de otros síntomas como los dolores menstruales o los dolores de cabeza.

El síndrome premenstrual (PMS, del inglés Pre-menstral Syndrome) parece ocasionar tanto insomnio como hipersomnia. Distintas mujeres experimentan distintos síntomas. Se ha reportado que la restricción del sueño reduce la depresión asociada a la menstruación, así como la terapia de luz brillante reduce el insomnio. El desorden disfórico premenstrual (PDD, del inglés Premenstrual Dysphoric Disorder) también se asocia con trastornos del sueño, aunque los médicos más comúnmente tratan los síntomas de ansiedad que el insomnio. Los fármacos anti-depresivos se prescriben frecuentemente para PDD (y PMS) y a menudo ayudan con los problebas para dormir. Cuando es apropiado, los médicos pueden prescribir agonistas de los receptores benzodiazepínicos.

La somnolencia lleva al aumento de peso porque es desalienta la actividad física. La depresión lleva a comer de más. Las expectativas sociales de las mujeres pueden contribuir a la mayor prevalencia de trastornos del sueño. Es más probable que sean el cuidador primario que los hombres y es más probable que carguen con una mayor parte de las tareas del hogar. Los investigadores también han encontrado que en promedio las mujeres tienen un 5% menos de sueño profundo que los hombres.

En general, los trastornos del sueño son más comunes en las mujeres que en los hombres, y se desarrollan de forma diferente, emergiendo a lo largo del ciclo reproductivo. Las mujeres tienen apnea y síndrome de las piernas inquietas a una tasa menor que los hombres. El síndrome premenstrual parece ocasionar tanto insomnio como hipersomnia.

Muchos reportes anecdóticos aseguran que las píldoras anticonceptivas ocasionan insomnio en algunas mujeres, pero ningún estudio formal del que tengamos conocimiento. No es sorprendente, sin embargo, que algunas mujeres pudieran notar un efecto de las hormonas suplementarias sobre sus patrones de sueño.

Situaciones especiales.

Trastornos de Sueño en la Menopausia.

Trastornos de Sueño durante el Embarazo.

 

The Sleepdex book is now available on Amazon.com.

Click here