Sueño y belleza: La ciencia

Que dormir embellece no es un mito, de hecho dormir atenúa la severidad de las arrugas en el rostro y cuello, al menos temporalmente. En parte esto se debe a la disminución de la temperatura corporal y al cambio de la posición del cuerpo. El organismo se enfría anticipando la hora de dormir (cerca de medio grado) y para hacerlo, el sistema circulatorio incrementa el flujo sanguíneo a la piel. Este es el motivo por el cual nos sonrojamos durante la noche.

¿Qué significa estar radiante? En general esto quiere decir que el color de la piel se asemeja al color de la sangre. El radiador de una casa o de un automóvil mueve el líquido caliente alrededor del motor para distribuir el calor; esto es exactamente lo que hace el sistema circulatorio, moviliza sangre caliente hacia la piel para cambiar la temperatura corporal. Esta es la razón por la que nos vemos mas radiantes antes de ir a dormir o durante el sueño.

Colágeno y hormona del crecimiento

Temprano durante el ciclo nocturno del sueño, las personas típicamente muestran una oleada de hormona del crecimiento. Las etapas 3 y 4 del sueño profundo contribuyen a lo que la gente llama "sueño embellecedor", que no es más que el efecto reparador que la hormona de crecimiento tiene sobre los tejidos, huesos y músculos. Muchos de los tejidos del cuerpo también muestran un incremento en la producción de células y degradan más lentamente las proteínas durante el sueño profundo. Como las proteínas son bloques de construcción indispensables para el crecimiento celular y la reparación de los daños derivados de factores como el estrés y los rayos ultravioleta, el sueño profundo es en verdad "un sueño embellecedor".

Se cree que el incremento en la liberación de la hormona de crecimiento está asociado con el estado de ayuno en el que ingresa el cuerpo durante el sueño. Contrariamente a lo que los culturistas puedan pensar, las inyecciones de hormona del crecimiento son más efectivas estimulando la formación de colágeno que previniendo la atrofia muscular. Esto sugiere que la hormona del crecimiento de origen natural, también juega un papel importante manteniendo las matrices de colágeno y por lo tanto en la apariencia de juventud.

Existen ciertos indicios de que la regeneración celular es más rápida durante la noche que durante el día. La división celular tiene lugar a lo largo del día, pero el pico se alcanza a las 2 am. El proceso de renovación y rejuvenecimiento literalmente sucede mientras dormimos. El pico de división celular ocurre aun cuando estamos despiertos en la noche, lo que no sucede con la oleada de hormona del crecimiento.

El sueño nocturno en los seres humanos es prolongado en comparación con el de otros mamíferos. En algunos animales la liberación de hormona del crecimiento no ocurre durante el sueño; otros animales entran en un estado de ayuno durante el sueño. Los herbívoros continúan digiriendo los alimentos durante el sueño; los carnívoros se atiborran de carne, que puede tardar hasta un día en ser digerida; los roedores se despiertan periódicamente para buscar alimento. El sueño en los seres humanos aumenta la liberación de hormona del crecimiento, protegiendo así a las proteínas de los tejidos de los efectos potencialmente perjudiciales del ayuno y lo hace promoviendo la movilización de las reservas grasas.

¿Qué sucede si usted no consigue conciliar el sueño embellecedor? No es sólo la falta de sueño lo que afecta negativamente el porcentaje de grasa corporal y el riesgo de sufrir enfermedades crónicas, una calidad pobre de sueño también lo hace. El sueño profundo también ayuda a contrarrestar los efectos negativos del cortisol. La cantidad secretada de hormona del crecimiento decrece naturalmente con la edad, lo que se asocia con el aumento de grasa abdominal, creando un ciclo vicioso de fatiga, exceso de hormona de estrés e incremento de la grasa abdominal. Asimismo se ha encontrado que la falta de sueño interfiere con la "función de barrera de la piel y de las membranas mucosas".

La actividad de las estructuras cerebrales que controlan las emociones, el proceso de toma de decisiones y la interacción social se reduce drásticamente durante el sueño profundo, sugiriendo así que este tipo de sueño puede ayudarnos a mantener en óptimo funcionamiento, nuestro desempeño emocional y social mientras estamos despiertos. Un beneficio más del sueño reparador.

Algunos productos de belleza son susceptibles a la luz solar, por lo tanto usted podría sacar más provecho de ellos si los utiliza antes de acostarse. Los antioxidantes, como la vitamina C y E se mantendrán más activos en la piel si usted se los aplica en la noche. (Si estos productos realmente previenen el envejecimiento, es otra cuestión).

Algunas personas defienden que dormir boca arriba, pero no así dormir de lado o boca abajo, previene la formación de arrugas. Un sitio web creado por la American Academy of Dermatologists sugiere que “descansar la cara sobre la almohada en la misma posición durante años, al final también promueve la formación de arrugas”.  Ellos sugieren dormir boca arriba para prevenir la formación de arrugas.

“Hidratación”

Dormir reduce la severidad de las arrugas en el cuello y rostro, al menos temporalmente. Algunos de los efectos suavizantes se deben a que la posición acostada desvía la fuerza de gravedad. Pero el sueño embellecedor aporta mucho más que eso, de otro modo usted sólo debería acostarse y descansar al medio día y tendría el mismo efecto. Durante el sueño la totalidad del cuerpo, incluyendo el rostro, transpira más; esta humedad en la piel alisa las arrugas. Algunos cosméticos hacen que su rostro luzca mejor, humedeciendo más la piel. La transpiración durante el sueño es un tratamiento humectante natural.

El rol del estrés

El estrés tiene un efecto perjudicial sobre la firmeza de la piel, causa alopecia areata, psoriasis y dermatitis atópica. El estrés crónico daña la integridad química del colágeno de la piel. La falta de sueño tensiona el cuerpo y le da una apariencia poco saludable. La apnea causa mucho estrés no sólo al sistema cardiovascular, sino también al sistema óseo.

 

The Sleepdex book is now available on Amazon.com.

Click here